Vacaciones de los candidatos-funcionarios

El mandatario anunció que hará campaña todos los días. Este extraordinario esfuerzo dice lo contrario de lo que propagan sus encuestas y agencias en los medios de opinión

Fausto Herrera Catalino

Trabajador, gremialista y presidente de los Frentes Barriales y Comunales del Partido Revolucionario Moderno.

Compartir:

Se trata de vacaciones colectivas, anticipadas y pagadas con viáticos incluidos, la circular del Ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, en favor de que los candidatos que desempeñan cargos en el gobierno, para que tengan todo el tiempo para desarrollar sus campañas proselitistas.

Estos se constituyeron en una casta política dominante, por su abuso a la confianza pública con las malas prácticas de la corrupción, la impunidad, la inseguridad y por la creación un millón de pobres suplementarios según reveló el Banco Mundial.

En modo alguno dicha medida procura adecentar la equidad de la competencia electoral. Ni propiciar transparencia real. Todo esto se enmarca en el embaucamiento de la coyuntura electoral, sostenida por una propaganda tipo Goebbels, el Ministro del Tercer Reich Alemán, que cuesta a las finanzas públicas 14 millones diarios.

Con idéntico propósito se emitió el decreto 92-16, el reglamento de aplicación de la Ley 311-14 sobre Declaración Jurada de Patrimonio.
Es un truco para efectos mediáticos. Un ejemplo, ahora resulta que los dos principales funcionarios activos que sí son candidatos, el presidente y la vicepresidenta no se les aplica dicha medida.

El mandatario anunció que hará campaña todos los días. Este extraordinario esfuerzo dice lo contrario de lo que propagan sus encuestas y agencias en los medios de opinión.

Además, todos los funcionarios aspiran mantenerse en el tren gubernamental. Por ello, están encargados de provincias y circunscripciones electorales; por cuanto también estarán a tiempo completos en campaña. ¿Entonces, quienes se ocuparán durante dos meses de las funciones públicas? No tienen tiempo para atender los múltiples reclamos de la población.

El gobierno completo en campaña. El Ministro de Interior y Policía utilizó a su lado al jefe de la policía, para hacer falsas imputaciones a la oposición, en franca violación de la Constitución; en otra infortunada declaración a propósito de justificar el impedimento de una marcha desde la UASD hacia el Palacio Nacional.

Si la orden es que los votos hay que extraerlos debajo de las piedras, no se salva nadie.

La Gallup fue asaltada para complacer con su última predicción, exactamente, el por ciento que anunció en San Juan, su tierra natal, el candidato reeleccionista. La coincidencia porcentual es la comprobación de connivencia con la empresa encuestadora.
En cambio, es muy notoria la desesperación oficialista. Los números reales dicen que el 81% quiere cambio. Es más, existe la posibilidad de un tsunami por el efecto “underdog” en el que se afirma que nos gusta ver al poderoso derrotado”.

La estrategia del continuismo está emplazada por La Conferencia del Episcopado Dominicano que demandó del Gobierno actuar con responsabilidad y elevar una protesta formal ante el de los Estados Unidos por lo que describe como extralimitaciones del embajador James Brewster. ¿Qué dirán? El silencio será su mayor condena. Amén. 17 de marzo de 2016.

Las Más Leídas

Página web desarrollada por Chanclas Media
© 2016 Horacero.com.do / Todos los derechos reservados