¿Cuál es el miedo?

La denuncia huele a chantaje. ¿A qué se refiere Francisco Javier cuando advierte a Abinader de perder dos veces? ¿Le están diciendo que no se meta para lo hondo porque de perder el PRM en una contienda feroz se verían afectadas las empresas familiares?

Redacción

Compartir:

“Si tiene miedo que se compre un gato prieto”.
Wilton Guerrero

I

A pesar de la imposición de la reelección, Danilo Medina no las tiene todas a su favor, incluso, si no fuera por todos los recursos del Estado inyectados a la campaña, se fuera a engrosar -junto a Hipólito Mejía- la lista de presidentes que, habiendo modificado la Constitución para seguir en el cargo, pierden de manera vergonzosa.

El presidente luce inseguro, contrario a las encuestas que lo dan como seguro ganador en primera vuelta: Ha hecho venir al país a los embajadores (no solo a César Medina) para que se fajen a ganarse los 4+ en la ubre de la res pública; y lo peor: Ha tenido que suplicar para que Leonel Fernández se integre a la campaña y envíe una falsa señal de unidad.

Con la dependencia al expresidente Fernández, Danilo Medina demuestra que si bien su liderazgo a lo interno del PLD se consolida y desplaza al leonelismo, necesita del león de Villa Juana para ganar sin contratiempos. Sin ser seguidora de Leonel, tengo que reconocer que ha sido más capaz de Danilo, pues el primero solo necesitó el “empujoncito de la buena suerte” (de Balaguer) una sola vez, pero el Presidente, tras cuatro años en el Poder y una administración supuestamente popular, necesita de un segundo empujoncito de Leonel. Y lo peor de todo: Después de haberlo acosado y humillado de la peor forma.

II

El Presidente se ha negado a asistir a un debate público con los demás candidatos presidenciales. Nada nuevo viniendo del PLD, recordemos que Leonel Fernández hizo lo mismo  con Guillermo Moreno en procesos anterioresadujo qeu asistir a un debate era algo así como “rebajarse”. Pero tocó el fondo del estanque cuando aceptó los maletines del campesino de la frontera que le dañó los planes.
Si Danilo Medina es tan diferente a Leonel, debe ir a  debate. Se empeñó desde el primer día en diferenciarse del expresidente y con eso le sacó ventaja, pero cuando el contexto no le es favorable, copia los métodos leonelista: Ni va al debate ni hablará sobre Odebrecht-Joao Santana-Lula. Su revolución no llega tan lejos como para exponerse a unos contrincantes que de seguro harán mella en las cuestionables estadísticas gubernamentales.

III

El coordinador de la campaña del PLD Francisco Javier García, se adelantó a un supuesto plan del PRM para desacreditar al gobierno; le llamó “campaña sucia”. Ahora resulta que atacar al contrincante en una contienda electoral es campaña sucia, pero cuando el PLD lo ha hecho es “abrirle los ojos al electorado”.

Si fuera cierto que Luis Abinader y el PRM van a publicar los datos de una encuesta en la que sale a relucir que los funcionarios más corruptos de este gobierno son Monchy Fadul, José Ramón Peralta y el mismo Francisco Javier, el partido opositor no estaría aportando nada nuevo. Aquí nos conocemos, y muchos saben cómo mal-vivieron los peledeístas antes de ser gobierno, incluso, de las troneras en las suelas de los zapatos del megaministro de Turismo. Y hoy, esos malos alumnos de Bosch, exhiben fortunas que no resisten ni el análisis de “Tres Patines”.

La denuncia huele a chantaje. ¿A qué se refiere Francisco Javier cuando advierte a Abinader de  perder dos veces? ¿Le estarían diciendo que no se meta para lo hondo porque de perder el PRM en una lucha feroz, las empresas familiares se verían afectadas? Este es un tema que le debe interesar a todos los dominicanos que aspiramos a la democracia. En la década de los 70’s las amenazas políticas eran con plomo, en la modernidad son de tipo financieras.

¿Por qué anunciar la jugada del contrincante? ¿Por qué adelantarse al golpe? Ese no el PLD seguro y arrogante que conozco, el de las cinco victorias consecutivas. La estrategia es más defensiva que ofensiva. Estoy atisbando a un PLD que aún con todos los recursos económicos a su disposición, siente un miedo terrible a la derrota, y esto lo hace actuar igual a sus oponentes, y entonces asistimos (en apariencias) al enfrentamiento  de dos grupos amateurs.

¿Cuál es el miedo? ¿No que la popularidad de Danilo Medina era de un 80%?

¿Cuál es el miedo? ¿No que la intención de votos al Presidente supera el 60%?

¿Cuál es el miedo? ¿No que este es un Ejecutivo que ha revolucionado la forma de gobernar al punto de no cometer actos de corrupción?

Nadie lo puede decir mejor que el senador oficialista, Wilton Guerrero: Si tienen miedo, que se compren un gato prieto. Y le agrego: Porque esto es política.

Las Más Leídas

Página web desarrollada por Chanclas Media
© 2016 Horacero.com.do / Todos los derechos reservados