Llega a Cuba primer crucero procedente de EEUU en más de medio siglo

Agencias Imprimir 1 año
Crucero

La Habana. – Cientos de turistas y un puñado de emocionados cubanos expatriados llegaron el lunes a La Habana en el primer crucero procedente de Estados Unidos que atraca en la capital de la isla en más de 50 años, y fueron recibidos calurosamente por residentes de la zona antigua de la ciudad.

El Adonia, de Carnival Corp. y con capacidad para unos 700 pasajeros, zarpó de Miami y atracó en el puerto de La Habana, rompiendo décadas de ausencia por las hostilidades entre los dos países vecinos.

Los visitantes pasearon por las restauradas calles de La Habana Vieja tras una ceremonia con salsa, música afrocubana y muchos cócteles con ron.

Para una emocionada Anna García fue algo más que un paseo de vacaciones.

“Estoy nerviosa y emocionada al mismo tiempo, me fui de Cuba hace 48 años, cuando tenía seis años. Así que imagínense todo lo que estoy sintiendo en este momento”, dijo García luego de bajarse del banco y entrar a territorio cubano por primera vez desde su infancia.

Una ley que prohibía a los nacidos en Cuba arribar a la isla por barco casi retrasó el viaje, pero el Gobierno comunista derogó la prohibición la pasada semana. La medida abre el camino a la mayor línea de cruceros del mundo y a otras que le seguirán.

Los ciudadanos cubano estadounidenses pueden viajar libremente a la isla por vía aérea. Alrededor de 300.000 aterrizan en La Habana cada año, según cifras oficiales.

El crucero previsto una parada de dos días en La Habana y luego atracará en Cienfuegos, en el centro sur de la isla, para finalmente hacerlo en el puerto de Santiago de Cuba, en la región oriental, en una travesía de ocho días. Carnival ha anunciado que realizará el trayecto cada dos semanas.

El abrupto cambio de la política de Estados Unidos hacia Cuba es parte del legado que deja el presidente Barack Obama, cuyo sucesor se elegirá en noviembre.

Página web desarrollada por Chanclas Media
© 2016 Horacero.com.do / Todos los derechos reservados